Evalúan evacuar Tokio por la radiación


La contaminación radiactiva expulsada por la plata nuclear Daichi Fukushima en Japón obliga a las autoridades japonesas a plantearse la posibilidad de evacuar la capital nipona, Tokio. Una fuga de las resquebrajadas paredes de las piletas de refrigeración de los reactores de la planta podría causar un daño aún mayor al ya detectado por filtraciones. en California, biólogos marinos han detectado radiación en ciertos tipos de algas.

Uno de los temas más importantes que afrontamos es la posibilidad que la piscina del reactor nº 4 en la planta nº1 de la Planta nuclear de Fukushima colapse. Esto es algo que los expertos de Japón y fuera de Japón han subrayado desde que tuvo lugar el terremoto. La empresa TEPCO, mientras tanto, dice que la situación está bajo control. Sin embargo, no sólo expertos independientes, sino también fuentes del gobieno dicen que existe una enorme preocupación.

La piscina de almacenamiento del reactor n4 tiene un total de 1535 barras de combustible o 460 toneladas de combustible nuclear dentro de ella. El edificio en sí mismo ha sufrido gran daño, con la piscina de almacenamiento casi intacta en los pisos tercero y cuarto del edificio. El techo de las piletas ha desaparecido. Si la piscina de almacenamiento se rompe y empieza a perder, el combustible nuclear dentro se sobrecalentará y explotará, causando la proliferación de una cantidad masiva de sustancias radiactivas por todo el área. Tanto la Comisión Reguladora Nuclear de USA como la empresa de energía nuclear AREVA han advertido de que existe tal riesgo.

Un informe emitido en Febrero por la Comisión de Investigación Independiente sobre el accidente nuclear de Daichi Fukushima decía que la piscina de almacenamiento del reactor n4 de la planta ha sido mostrada claramente como “el enlace más débil” de la crisis de reacción en cadena del desastre nuclear. El peor escenario dibujado por el gobierno incluye no sólo el colapso de la piscina del reactor n4, sino la desintegración de las barras de combustible ya empleadas de todos los otros reactores de la planta. Si ocurriera algo así, los residentes del área metropolitana de Tokio se verían forzados a evacuar.

El ex ministro de Infraestructuras y Transportes, Sumio Mabuchi, que fue elegido para el puesto inmediatamente después del desastre por el consejero del primer ministro entonces, propuso la inyección de cemento desde abajo del reactor n4 al fondo de la piscina de almacenamiento, al estilo de Chernobil. Una inspección del piso sin embargo, llevó a TEPCO a concluir que la piscina era suficientemente fuerte sin cemento adicional. Los planes fueron cambiados y se reforzó el edidicio del reactor, en su lugar.

Radiación en California

Biólogos marinos estadounidenses hallaron significativos restos radiactivos en algas pardas en las costas de California, llevados hacia la costa norteamericana desde la planta nuclear japonesa de Fukushima tras el terremto de marzo del año pasado, reveló un nuevo estudio.

“La radiactividad de la dañada planta nuclear Fukushima Daichi viajó por la atmósfera a lo largo del Pacífico hacia la costa norteamericana en cuestión de días tras el terremoto y tsunami del 11 de marzo”, según un estudio de dos biólogos marinos de la Universidad de Long Beach de California.

Los profesores Steven Manley y Christopher Lowe “determinaron la presencia de yodo 131 en muestras de sargazos de California un mes después del tsunami”, publicó la institución. El yodo 131 es un isótopo radiactivo del yodo que se puede liberar en accidentes nucleares, mientras el sargazo o ‘Macrocystis pyrifera‘, un alga parda, es una de las plantas que más acumulan yodo, según el estudio, publicado en la revista Environmental Science & Technology de marzo.

“Medimos significativos niveles de radiactividad en el tejido del alga gigante ‘Macrocystis pyrifera'”, en muestras tomadas desde las playas de Laguna Beach, al sur, hasta Santa Cruz, cerca de San Francisco, señaló Manley.

“Aunque probablemente (la radiactividad) no sea dañina para los humanos por sus niveles relativamente bajos, puede haber afectado a ciertos peces que se alimentan de sus tejidos”, agregó.

Las secuelas del terremoto de 9 grados de magnitud y del posterior maremoto que azotaron Japón el 11 de marzo del año pasado se han hecho sentir en las orillas del Pacífico estadounidense. Unas 12 horas después del seísmo, olas de más de dos metros golpearon la costa californiana.

La semana antespasada, unos guardacostas estadounidenses hundieron un barco fantasma japonés que derivaba ante las costas de Alaska, llevado por el maremoto, porque suponía riesgos para la navegación marítima. Era el primer objeto de gran tamaño que atraviesa todo el océano Pacífico desde la isla asiática hasta las costas norteamericanas desde el tsunami.

Según unos investigadores de Hawai, se espera que grandes cantidades de escombros japoneses comiencen a llegar a las costas americanas a principios de 2014.

El terremoto y el tsunami dejaron 20.000 personas muertas o desaparecidas, devastaron grandes zonas del noreste de Japón y provocaron una crisis atómica en la planta nuclear de Fukushima.

Fuente: Urgente 24

Abad wilman junior

Anuncios

Acerca de Ambienteubv's blog

Sistematización de la opinión y actividades de los estudiantes y docentes del Programa de Formación de Grado de Gestión Ambiental de la Universidad Bolivariana de Venezuela sede Bolívar.
Esta entrada fue publicada en Pfg. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Evalúan evacuar Tokio por la radiación

  1. Arenas Alexander dijo:

    Exelente publicacion

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s