Consejos para Cuidar el Planeta


Cuidemos el Planeta

Es muy importante que todos tomemos conciencia de la importancia que tiene cuidar nuestro planeta y nuestros recursos.  En esta página, te mostraremos muchos consejos útiles que te servirán para este fin.

Utiliza Menos Agua

  1. Ahorra agua siempre que puedas.
  2. Siempre que puedas, recolecta y reutiliza el agua.
  3. Mantén cerrado el grifo mientras no necesites el agua que sale para no desperdiciar el agua.
  4. Riega por la mañana o bien tarde para que el agua no se evapore enseguida.

Ahorra Energía Eléctrica

  1. Apaga las luces.
  2. Utiliza bombillas de bajo consumo.
  3. Evita utilizar electrodomésticos y energía innecesariamente.
  4. Usa menos el aire acodiciando, los calentadores eléctricos y la calefacción
  5. Desconecta los aparatos eléctricos y los electrodomésticos.
  6. Aprovechar la luz natural.

Contamina Menos

  1. Utiliza menos el coche.
  2. Siempre que puedas, utiliza el transporte público.
  3. Ahorra combustible.
  4. Gasta menos gas.

Recicla todo lo que puedas

  1. Cuida y reutiliza las hojas de papel.
  2. Recicla tu basura y todo lo que puedas.
  3. Separa la basura.
  4. Compra productos reciclados.
  5. Evita usar recipientes de aluminio y de plástico.

Genera menos desperdicios

  1. Utiliza pilas recargables.
  2. Evita usar productos desechables.
  3. Si tienes que comprar botellas desechables, compra botellas más grandes
  4. Evitar utilizar bolsas de plástico cuando puedas utilizar otras.

Otros consejos

  1. Evita comprar y usar aerosoles
  2. Planta un árbol.
  3. No tires papeles ni residuos en la calle.
  4. No tires el aceite que no sirva por las cañerías

Reflexión: Los recursos naturales de nuestro planeta son limitados para satisfacer todas estas necesidades, el tratamiento de ellos se realiza muchas veces de manera irresponsable pensando sólo en la ganancia inmediata sin tener en cuenta que las generaciones futuras necesitarán de ellos, pero ya el daño está hecho, tratemos de preservar  lo que nos queda teniendo una conducta responsable con el medio ambiente, conversemos todos los días con cada persona que nos encontremos y el aporte de cada uno de nosotros por más pequeño que sea, serviría quizás para revertir esta situación y vivir en armonía con la naturaleza. Esperemos no necesitar de dos tierras para satisfacernos, pues Tierra sólo hay una.  

FUENTE: Noticias.                                                     

AURIBELIA DADURE 

Anuncios

Acerca de Ambienteubv's blog

Sistematización de la opinión y actividades de los estudiantes y docentes del Programa de Formación de Grado de Gestión Ambiental de la Universidad Bolivariana de Venezuela sede Bolívar.
Esta entrada fue publicada en Pfg. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Consejos para Cuidar el Planeta

  1. Hola, promocionare esta pag web en los colegios como fuente de información, adicionalmente el el último tips de otros consejos dice: no tires aceites, allí no tienes vinculos o alternativas de reuso del aceite, aqui te doy una opción. http://youtu.be/Fz5kd6NbZdM El aceite usado en el hogar, se puede utilizar para hacer jabón. Espero que lo incluyas, saludos.

    Me gusta

    • AURIBELIA DADURE dijo:

      gracias es muy importante que en los colegios conoscan de esta pag web, que es super importante para todos ,con este blog ambiental que aporta muchos conocimientos ademas de dar a conocer las problematicas ambientales que estamos viviendo cada dia.. debemos aprender a cuidar nuestro planeta ..saludos

      Me gusta

  2. bella medina dijo:

    CONTAMINACIÓN SOCIAL LA PRINCIPAL PROBLEMÁTICA DE LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL……

    Estamos viviendo una revolución verde.Todo lo que tiene que ver con el medio ambiente se está convirtiendo en algo sagrado. Reciclar, consumir lo justo, minimizar la cantidad de usar el transporte público, … se están convirtiendo en parte de nuestro día a día.

    Si bien es claro decir. Hay un tipo de contaminación que es ajena a toda esta corriente. Se trata de la contaminación social. Parece una tontería, pero si te pones a pensar resulta bastante curioso. Vas al supermercado y compras productos ecológicos, que por cierto son mucho más caros que los otros; pagas más cara la energía verde aunque te es imposible diferenciarla de la otra; te pasas el día optimizando el uso del agua o la calefacción porque estás cansado de ver imágenes de pantanos secos en las noticias del mediodía; inviertes una gran cantidad de tiempo y energía a la hora de separar la basura, …. pero al final del día, una conversación telefónica con un compañero de trabajo te hace sentir fatal. Todo el día evitando contaminar y al final el que se ve contaminado eres tú.

    La contaminación social es ese tipo de cosas que todo el mundo conoce pero que a pesar de ello la mayoría sufre. No sólo las chimeneas emiten malos humos, ¿cuántas veces te has sentido mal después de interactuar con otras personas?. Las personas somos unos generadores naturales de contaminación. En nuestra interacción con otros emitimos y recibimos toda clase de “malos humos”: conversaciones, gestos, hechos, silencios, …. conforman toda una amalgama de outputs salidos de nuestras cabezas.
    Al igual que la industria invierte sumas importantes de dinero en purificadoras o filtros para minimizar el impacto de su actividad en el entorno; las personas debemos hacer lo mismo. Tenemos que adquirir esos filtros que nos ayudan a convivir con un entorno en el que la contaminación social está por todas partes.
    La contaminación llena de veneno nuestras cabezas y hace que nuestros actos se desvíen de su curso natural. Nos someten a tensión y ansiedad, nos conducen a la tristeza y el cabreo, nos hacen sentir ira, furia, celos, envidia o vanidad. Todos ellos productos de la contaminación, todos ellos grandes especialistas en desviarnos de nuestro camino y llevarnos por la oscura senda del sufrimiento. Pero esta contaminación se puede contrarrestar con los filtros adecuados: la empatía, la ecuanimidad, la humildad, la amabilidad o el vigor. Estos filtros nos ayudan a hacer que los elementos contaminantes de nuestro entorno dejen de serlo para convertirse en hechos que nos ayuden a crecer como personas y a ser mejores compañeros.

    Resulta muy fácil contaminar. El reto, al igual que pasa con nuestro medio ambiente, está en comenzar a ser conscientes de los efectos adversos que provoca en nuestras vidas. Ello nos llevará a esforzarnos, a tratar de incorporar en nuestro día a día hábitos que minimicen los efectos de los “malos humos”, a asumir incomodidades en pos del bienestar futuro, a pensar en el largo plazo y dejar el corto plazo para otras cosas.
    La revolución verde debe llegar también a nuestras relaciones personales. No es fácil, no es cómodo, requiere esfuerzo y sacrificio, los resultados no son inmediatos, pero el beneficio que genera es muy grande.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s