El Mar de Aral, un viaje a la desolacion


Virginia Calzadilla

El Mar de Aral se ubica en Asia Central, entre los países de Kazajistán y Uzbekistán, anteriormente territorios de la URSS. En las últimas décadas se ha convertido en un lugar tristemente célebre, porque debido a la mano destructora del hombre, este enorme espejo de agua está desapareciendo! Miles de kilómetros que antes fueron ocupados por el mar hoy son un desierto, cubierto de sal, conchas marinas y barcos encallados. Conocerlo es atestiguar uno de los peores desastres ecológicos existentes, un verdadero viaje a la desolación.

Muy pocos son los que llegan a estas inhóspitas tierras asiáticas, ya que ciertamente no es un lugar “turístico”. Pero sin embargo un número creciente de viajeros se acercan a contemplar este fenómeno tan dramático que se viene dando desde los años 60: la progresiva desaparición del Mar de Aral.

mar de aral

Cabe aclarar que -geológicamente hablando- el Mar de Aral es en realidad un enorme lago, que -cuando contaba con su superficie total- era el cuarto en tamaño en el mundo. Durante los años 60, la entonces Unión Soviética embarcada en un proceso de agricultura intensiva desvió el agua de los ríos que alimentaban el Mar de Aral para utilizarse en el riego. Como consecuencia de ello el nivel del agua fue menguando a causa de la evaporación y la falta de renovación natural. El proceso se agravaba año tras año, convirtiéndose en una catástrofe ambiental de terribles consecuencias.

Actualmente el Mar de Aral ha perdido más del 60% de su superficie, y del 80% de su volumen. El agua que aún permanece tiene un tremendamente alto índice de salinidad, ya que la sal no se evapora. Esto ha afectado a los peces del lago, destruyendo en consecuencia la industria pesquera que sostenía a las poblaciones del lugar. La sal también causó la desertificación de las tierras antes fértiles. Además hay una elevada contaminación a causa del abuso de agroquímicos en la agricultura intensiva. Las poblaciones de la región se han empobrecido y han disminuido su número.

mar de aral

Quienes viajan a conocer el mar de Aral, buscan tomar contacto con esta difícil realidad. En algunos casos se sobrevuela la zona, teniendo la posibilidad de ver muy claramente el hueco dejado por el Mar ya evaporado y los manchones de sal extendiéndose por doquier. También hay excursiones que se adentran en el desierto en camionetas, acampando en lugares que antes fueron lecho del lago, plagados de conchas y arenas que atestiguan su pasado. En el camino, la desolación es la constante en el paisaje, y el asombro permanente al encontrar enormes barcos encallados en el medio de la nada.

El fin de la travesía llega a la actual costa del Mar de Aral, que se convierte en un verdadero oasis, con sus aguas azules extendiéndose hasta el horizonte. Mientras tanto, las soluciones no llegan y se teme lo peor que en pocos años más –de no revertirse la situación- la totalidad del agua se evapore, y sólo quede un fantasma en lo que otrora fue un amplio mar.

fuente. BLOGS FARM

virginia calzadilla

Anuncios

Acerca de Ambienteubv's blog

Sistematización de la opinión y actividades de los estudiantes y docentes del Programa de Formación de Grado de Gestión Ambiental de la Universidad Bolivariana de Venezuela sede Bolívar.
Esta entrada fue publicada en Pfg. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s