CONOCIENDO EL USO DEL BIOGÁS (parte I)


El biogás es una mezcla de gases cuyos principales componentes son el metano y el bióxido de carbono, el cual se produce como resultado de la fermentación de la materia orgánica en ausencia del aire, por la acción de un grupo de microorganismos. En la naturaleza se encuentra una gran variedad de residuos orgánicos a partir de los cuales puede obtenerse biogás, entre ellos se encuentran: los desechos provenientes de animales domésticos como vacas, cerdos y aves, residuos vegetales como pajas, pastos, hojas secas y basuras domésticas.

El producto gaseoso de la digestión anaerobia de compuestos es de origen orgánico. Su composición, que depende del sustrato con el que se produce y del tipo de tecnología utilizada, puede ser la siguiente:

  • Metano, CH4 54 – 70% volumen
  • Bióxido de carbono, CO2 27 – 45%
  • Hidrógeno, H2 1 – 10%
  • Nitrógeno, N2 0.5 – 3%
  • Ácido Sulfídrico, H2S 0.1%

Debido a su alto contenido de gas metano, tiene un poder calorífico algo mayor que la mitad del que tiene el gas natural. Un biogás con un contenido de metano del 60% tiene un poder calorífico de unas 5.500 kcal/Nm3 (6,4 kWh/Nm3).

Es decir, salvo por el contenido en H2S, puede considerarse un combustible ideal.

ESTRUCTURA DE PLANTA BIOGAS

ESTRUCTURA DE PLANTA BIOGAS

Digestión anaerobia
La digestión anaerobia es un proceso biológico en el cual la materia orgánica, en ausencia de oxígeno, y mediante la acción de un grupo de bacterias específicas, se descompone en biogás (CH4, CO2, H2, H2S, etc.), y en digestato, que es una mezcla de productos minerales (N, P, K, Ca, etc.) y compuestos de difícil degradación.

El biogás contiene un alto porcentaje en metano, CH4 (entre 50-70%), por lo que es susceptible de un aprovechamiento energético mediante su combustión en motores, en turbinas o en calderas, tanto sólo como mezclado con otros combustibles.

El proceso controlado de digestión anaerobia es uno de los más idóneos para la reducción de emisiones de efecto invernadero, el aprovechamiento energético de los residuos orgánicos y el mantenimiento y mejora del valor fertilizante de los productos tratados.

La digestión anaerobia puede aplicarse, entre otros, a residuos ganaderos, agrícolas, así como a los residuos de las industrias de transformación de dichos productos. Entre los residuos se pueden citar purines, estiércol, residuos agrícolas o excedentes de cosechas, etc. Estos residuos se pueden tratar de forma independiente o junta, mediante lo que se da en llamar co-digestión.

La digestión anaerobia también es un proceso adecuado para el tratamiento de aguas residuales de alta carga orgánica, como las producidas en muchas industrias alimenticias.

 Los beneficios asociados a la digestión anaerobia son:

  • reducción significativa de malos olores,
  • mineralización,
  • producción de energía renovable si el gas se aprovecha energéticamente y sustituye a una fuente de energía fósil,
  • reducción de emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la reducción de emisiones incontroladas de CH4, (que produce un efecto invernadero 20 veces superior al CO2), y reducción del CO2 ahorrado por sustitución de energía fósil.

Margoth Moreno

Anuncios

Acerca de Ambienteubv's blog

Sistematización de la opinión y actividades de los estudiantes y docentes del Programa de Formación de Grado de Gestión Ambiental de la Universidad Bolivariana de Venezuela sede Bolívar.
Esta entrada fue publicada en Pfg. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s