La contaminación de Fukushima afecta a bebés en USA


Armando Vera

Armando Vera

El alto número de casos con problemas de tiroides para niños nacidos en la costa oeste de USA ha encendido las alarmas acerca de la contaminación radiactiva proveniente de Fukushima. Apenas unos días después de la catástrofe (en febrero de 2011), las concentraciones del yodo radiactivo I-131 en las lluvias estadounidenses eran hasta 211 veces superiores a lo normal. Los niveles más altos de I-131 se documentaron en cinco estados: California, Hawái, Alaska, Oregón y Washington.

Los investigadores han confirmado que el desastre nuclear de Fukushima está pasando factura a la población de USA, señalando el alto número de anormalidades tiroideas entre los niños recién nacidos en la costa oeste del país.

 Los autores del estudio, publicado en la revista ‘Open Journal of Pediatrics’, nos recuerdan que la costa oeste obtuvo el máximo de precipitaciones radiactivas en comparación con otros estados de USA. Apenas unos días después de la catástrofe, las concentraciones del yodo radiactivo I-131 en las lluvias estadounidenses eran hasta 211 veces superiores a lo normal. Los niveles más altos de I-131 se documentaron en cinco estados: California, Hawái, Alaska, Oregón y Washington.

Del 17 de marzo al 31 de diciembre de 2011 el número de casos de hipotiroidismo congénito en estos cinco estados fue un 16% mayor que en el mismo periodo del 2010. La mayor divergencia (+28%) se registró en el período del 17 de marzo al 30 de junio. 
El yodo radioactivo que entra al cuerpo humano se acumula en la glándula tiroides, que produce hormonas de crecimiento. La exposición a la radiación puede atrofiar el crecimiento del cuerpo y el cerebro de un niño, incluso provocar cretinismo y cáncer de tiroides. Tales enfermedades y síntomas están muy bien documentados después de Chernóbil.

Los fetos en el claustro materno son más vulnerables a la contaminación radiactiva, ya que sus sistemas de resistencia no están desarrollados. Los niños y adultos pueden proteger su glándula tiroides del I-131 si consumen yodo estable. Al saturarse con ese yodo, la glándula rechaza radioisótopos. 
En febrero de este año se informó que el 44,2% de los niños examinados en la prefectura de Fukushima también tienen anormalidades tiroideas.

Fuente: Urgente 24

En mi opinión

La fuerte crisis que vive ESTADOS UNIDOS de acuerdo a la posición y ubicación en la superficie terrestre y dirección de los vientos en materia de contaminación afecta a todo el mundo ya que estas actividades vienen acabando con la vida de niños debido a la alta contaminación radiactiva proveniente de Fukushima. Que liberan presencia de yodo reactivo en se dispersan en las lluvias estadounidenses hasta más de 200 veces superiores a las normales aunque Los investigadores han confirmado que el desastre nuclear de Fukushima está pasando factura a la población de USA, señalando el alto número de anormalidades tiroideas entre los niños recién nacidos en la costa oeste del país, este fenómeno puede estar manifestándose en diferentes países por los altos uso y liberaciones de reactividad y los desechos de actividades mineras que dan paso a los elementos químicos que afectan la salud del ser humano.

Anuncios

Acerca de Ambienteubv's blog

Sistematización de la opinión y actividades de los estudiantes y docentes del Programa de Formación de Grado de Gestión Ambiental de la Universidad Bolivariana de Venezuela sede Bolívar.
Esta entrada fue publicada en Pfg. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s