EL IMPERIALISMO DISFRAZA LA REALIDAD PARA DOMINARNOS.


Rudis Mejia

Rudis Mejia

Cuando se habla de dominación, es aquella que el ser humano quiere imponer ante la naturaleza de manera abusadora, la dominación también se presenta en el plano social con la misma que también se impone ante otros humanos o de un país a otro; ante la historia hemos visto que se han levantado imperios que han dominado poblaciones, territorios, todo con el uso de la fuerza, en tiempos pasados, hace unos siglos atrás combinaron una serie de elementos que apuntaron a la dominación imperialista a escala planetaria  por medio de la demagogia de falsas necesidades y falsas propagandas, para ello  hubo un perfeccionamiento de la técnica para dominar; por ejemplo cuando un producto ya no tiene la mejor aceptación en el mercado de consumo, este se cambia de empaque, sigue teniendo el mismo contenido pero con un envoltorio más atractivo.

Entre imperio e imperialismo existe un común denominador que es el arte de dominar por los métodos que sean posibles en su mayoría utilizando la fuerza; pero la diferencia entre ellas es que imperio se da en un determinado territorio; imperialismo es una dominación hegemónica a niveles planetarios y hasta cósmicos, tiene dimensiones ilimitadas, en la época actual se vive una realidad disfrazada, adornada con palabras suaves, cuando su trasfondo tiende a ser tan maquiavélico que diariamente se coquetea con el peligro.

Las pretensiones del imperialismo no es favorecer las mayorías, sino seguir manteniendo el poder hegemónico del mundo, para ello necesita un mercado y necesita producción, la producción es en base a las materias primas que se extraen de países a quienes dominan, estos países son bombardeados con propaganda y sistemas educativos que responden al modelo de conformismo que diseña el poder hegemónico e incide para que se vuelvan sociedades consumistas. A los países que no han alcanzado un nivel de desarrollo industrial despilfarrador, se les denominó en un tiempo “países sub desarrollados” luego el termino fue perdiendo vigencia y hoy se les llama “países en vías de desarrollo”, todo eso confunde a las mayorías, cuando se ven gobiernos arrodillados por estar sometidos y dominados por el imperialismo, quienes lo componen son esos países dominadores-imperialistas, aquellos que han alcanzado un nivel de  civilización, porque son capaces de destruir países enteros si no obedecen sus lineamientos, además son desarrollados porque tienen un consumo despilfarrador, son desarrollados porque contaminan cada vez más y agotan la posibilidad de que los ecosistemas se regeneren: Son desarrollados porque roban, saquean, imponen guerras, deciden sobre otros países, imponen gobiernos, irrespetan los derechos humanos, extraen recursos naturales desmedidamente, controlan el mercado, fabrican armas altamente poderosas para pregonar terror, son una fábrica de hacer pobres y explotan una mayoría, por ello entre otras cosas son países imperialistas y desarrollados.

Vaya que contradicción una minoría domina la mayoría, numéricamente es casi imposible, sin embargo es una realidad, ya que quienes ayudan a dominar las mayorías son las mismas mayorías…

 

 

Acerca de Ambienteubv's blog

Sistematización de la opinión y actividades de los estudiantes y docentes del Programa de Formación de Grado de Gestión Ambiental de la Universidad Bolivariana de Venezuela sede Bolívar.
Esta entrada fue publicada en GAM1, Pfg. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL IMPERIALISMO DISFRAZA LA REALIDAD PARA DOMINARNOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s